Leila N. Herbeck

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Leila N. Herbeck

Mensaje por Leila N. Herbeck el Dom Ago 04, 2013 1:28 am



My innocence is wearing thin, but my heart is growing strong


Leila Nicole Herbeck


PB: Samantha Gradoville

Edad: 16.
O. Sexual: Heterosexual.
Sangre: Hija de muggles.
Casa y/o escuela: Ravenclaw.
Empleo: ...
Nacionalidad: Sueca/Americana.
Fecha de nacimiento: 8 de Noviembre
Habilidad o raza: Ninguna.



Personalidad

Leila... ¿Cómo podríamos definir su personalidad? Siendo honestos, hay muchas cosas que decir con respecto a cómo es ella, la manera en la cual se desenvuelve frente los demás y cómo se relaciona con la sociedad, si hubiese que reducirse a una sola palabra para decir cómo es ella, pues posiblemente la primera palabra en la que los demás piensan al escuchar su nombre es en dramática. Sí, Leila es dramática pero hasta las fronteras de que la cataloguen como una "Drama Queen" por excelencia. Tiene una facilidad para hacer de cualquier pequeño detalle, el más minúsculo problema que se cruce por su camino, una tragedia de proporciones colosales, su naturaleza siempre ha sido prestarse para crear escenarios dramáticos y de gran exageración dejando a los otros mudos por su facilidad para perder la compostura, es casi como si el drama fuese su vida.

Vanidosa, es una chica que tiene perfectamente claro que la madre naturaleza fue bastante generosa con ella al darle un cuerpo esbelto, un rostro de facciones finas, una larga y hermosa cabellera castaña. No es para nada extraño que alguien como ella se la pase horas encerrada en el baño frente al espejo procurando maquillar su rostro con el deseo de que tenga un final impecable. Su belleza física está por encima de todo lo demás, cada vez que se cruza en frente de algún objeto con la capacidad de reflejar su apariencia física la chica se toma cerca de quince minutos en frente de él apreciando con sumo cuidado su físico, analizando hasta el más pequeño detalle en un deseo porque su exterior esté en un perfecto estado. Puedes decirle mil y un veces que está bien vestida, que se ve espectacular que si tiene aunque sea un sólo cabello fuera de su lugar la chica estará convencida de que su apariencia es un asco.

Lo siguiente puede ser muy contradictorio, es cierto que es una mujer obsesionada con su apariencia, que está enamorada de su belleza, que siempre procura cuidar su cuerpo, pero no subestimes su rostro de niña bonita porque así como tiene una gran facilidad para vestirse de manera apropiada, también tiene una mente brillante. Desde que puso un pie dentro de Hogwarts supo que tenía que darse respetar como una chica con un sólido rendimiento académico, gracias a su sangre impura y que creció como una verdadera muggle este mundo de la magia le dejó un hueco profundo en su mente. Sembró en su mente un amplio deseo por saber, por llenar su mente de gran sabiduría, de estudiar y pasársela en la biblioteca horas y horas leyendo libros de hechizos, encantamientos, historia de la magia, transformaciones y eso contribuyó a que en ella se desarrollara un buen sentido de la lógica y gran habilidad para desenvolverse sin ningún problema en diversas ramas de la magia, buscando ser de las primeras en su salón de clase.

Dulzura es otra de sus muchas características psicológicas que mejor describen su personalidad. Herbeck siempre ha sido vista con una sonrisa dulce en las finas facciones de su rostro, su noble corazón y alma risueña han contribuido a que trate a los otros con una gran amabilidad. "Tan dulce como el algodón de azúcar"... Bueno, bien es cierto que es una chica que tiene esa gran facilidad para contagiar la alegría dibujando una dulce sonrisa en su rostro. Sin embargo, eso no quiere que sea una puritana por excelencia, es bastante fácil desvanecer ese carisma y que en cambio salga a flote una chica histérica pegando mil y un gritos hasta llegar a los límites de quedarse afónica. Su dramatismo la convierte en una chica sumamente sensible, desarrollando un carácter bastante difícil por tratar cuando Leila pierde la compostura.

Ya se había hecho mención de su gran habilidad como bruja en diversas áreas de la magia, así como se había dicho que a lo largo de los años se ha visto en ella un gran sentido de la responsabilidad que le ha permitido ganarse el respeto de sus profesores. Mas no significa que todo salga por naturaleza, es inteligente, sí, muy inteligente, por algo es perteneciente a Ravenclaw, pero cada cosa requiere su esfuerzo y en el caso de Leila se necesitan alrededor de cinco horas encerrada en la biblioteca con pilas de libros para aprender lo necesario. Durante su tiempo en las clases se vuelve irreconocible, esa chica dulce y risueña se puede convertir en un verdadero dolor de cabeza. La presión de obtener la mejor nota de la clase, el deseo por tener el resultado exigido por los profesores, su interés por darse a respetar como una alumna digna de estar entre las notas más altas la convierten en una mujer que constantemente busca ser perfecta. Sí, Leila Herbeck es perfeccionista, comete un sólo error, aún siendo su primer intento y sacará a relucir su dramatismo y frustración, para la rubia, no puede permitirse el lujo de cometer un sólo error.

Si hay algo que esta chica odia... No, odiar no... Repugna, son los insectos, los anfibios, las ratas y los deportes que requieren hacerla sudar y ensuciarse. ¿Por qué? Los insectos es parte de su naturaleza vanidosa, su apariencia le resulta asquerosa, como su gran mayoría posee más de cuatro patas, se arrastran por la tierra y se cubren de suciedad provocan un gran temor y rechazo en la Ravenclaw. Simplemente no los soporta, los detesta y cada vez que los encuentra en su camino sale corriendo a toda prisa huyendo de ellos... El caso con los anfibios fue por culpa de su querida prima, estaba disfrutando de su primera comunión, siendo uno de los días donde sería el centro de atención de su familia y ella tuvo el descaro de depositar una bendita rana dentro de su vestido. Eso la dejó traumatizada de por vida, desde ese día no ha sido capaz de superarlo. Y los deportes... Es una exageración que los odia todos, porque existe uno en específico que le ha permitido desarrollar flexibilidad y elegancia, el patinaje artístico se ha vuelto su deporte favorito. Pero los otros, el problema que tiene con ellos es el hecho de que, a diferencia del patinaje sobre hielo, se enfocan en realizar movimientos y acciones mucho más bruscas.




Familia

Nicole Linkletter: Abuela materna de Leila Herbeck, fue una mujer bastante formidable y de gran valor y respeto en ambas familias pues significó el verdadero soporte, fue una especie de pilar que motivó tanto a su hija, su yerno y demás familiares a superarse a sí mismos. Su muerte dejó un gran vacío en todos pues su ausencia se dio a notar en todos y cada uno de ellos.

Vladik Herbeck: Padre de Leila. Es un hombre serio y bastante severo gracias a las presiones a las cuales se ha visto sometido por parte de todos lo del clan Herbeck, sin embargo es un hombre de buen corazón que siempre ha procurado darle lo mejor a su pequeña hija dando lo mejor de sí mismo para que crezca en las mejores condiciones que le sean posibles y en las que se merezca.

Elizabeth Linkletter: Madre de Leila. Una mujer con un gran corazón y un hermoso espíritu, bastante generosa. A diferencia de su hija, es un alma generosa y paciente que sabe dar buena cara a los tiempos difíciles. Es la figura que la pequeña Leila ve con admiración e idolatra así como a su abuela pues sabe que ambas mujeres son luchadoras y poseedoras de corazones puros.



Historia

Nacida y criada en la hermosa ciudad y capital de Suecia, Estocolmo, pero con raíces mixtas que provienen de un padre muggle cuyos orígenes se formaron en Suecia, pero con una madre, así como su padre, muggle, pero de procedencia estadounidense. Su nacimiento se dio como producto de un matrimonio que se había hecho arreglado en un principio, sí, las familias Herbeck y Linkletter se habían conocido creando un negocio que estaba introducido en la alta costura, creando diferentes telas y con un diseñador realmente talentoso, llevaban alrededor de treinta y cinco años trabajando juntos, nunca hubo un interés romántico, ni mucho el interés de unir ambas familias como una sola. No obstante, fue gracias a la metida de pata del jefe de la familia Linkletter que se vieron sumidos en un abismo económico que les costó sus patrimonios para salvar su empresa. Fue ahí donde unieron en matrimonio a Elizabeth Linkletter y a Vladik Herbeck como un compromiso para que sus riquezas se reprodujeran a una velocidad mayor a la que lo hacían por separado.

En un comienzo el matrimonio era bastante frívolo y desinteresado, Elizabeth lloraba por no haberse podido casar con el hombre que ella amaba, Vladik era bastante atractivo, eso la joven Linkletter no lo podía negar, pero no lo amaba, ni siquiera tenían un interés en común, mientras Elizabeth era la dulzura en persona capaz de prestar su tiempo a los otros de manera desinteresada. Vladik era un hombre que tenía otros objetivos en su vida, era alguien que se había visto en la presión de causar orgullo a todo el clan Herbeck, nunca había puesto su ojo sobre Elizabeth por el simple hecho de que no le importaba. Vaya que los primeros ocho meses juntos fue un infierno total para la pareja.

Fue bastante curioso cómo se enamoraron, todo parece indicar que el alma caritativa de Elizabeth fue la que capturó y enamoró por completo a Vladik, se había cautivado y conmovido con ese espíritu tan noble y generoso, su sonrisa comenzaba a contagiarlo. A partir de ahí Vladik se vio convencido de que quería que el sentimiento fuera correspondido y por eso decidió bajar las barreras de su persona mostrando a un hombre dulce e inseguro, deseoso de hacer feliz a la dulce Linkletter. Su matrimonio había pasado de ser una pesadilla a un sueño, un sueño que disfrutaron cada instante de su vida y que se vio reflejado en una pequeña niña.

Cuando Elizabeth se embarazó de su primera y única hija la mujer estaba rebosante de felicidad y entusiasmo, tenía todo para tener una familia, una buena posición económica, un hogar hermoso en la ciudad de Estocolmo y por encima de todo, era parte de una pareja muy amorosa que se encargaría de darle todo a ella. Desgraciadamente no todo fue miel sobre hojuelas para la familia Herbeck porque a los tres meses de embarazo su madre se enfermó gravemente. Le habían detectado cáncer, un cáncer que sólo le dio unos seis meses de vida aproximados, a partir de ese momento no sabía si estar devastada o emocionad. La idea de un nuevo integrante en la familia era algo que siempre había estado anhelando, pero, perder a su madre... No estaba lista para eso, en lo absoluto, quería que su hija conociera a su abuela, quería compartir recuerdos junto a ella, el primer pañal de la niña, sus primeros pasos. Fue una gran desgracia, pero, a diferencia de Elizabeth, su madre asumió todo con valentía y serenidad, por su parte estaba triste de abandonar a su familia, de morir, pero también estaba orgullosa de que su hija había crecido para pasar a convertirse en una madre y estaba segura que tendría un gran éxito para criarla.

Cuando llegó el nacimiento de la pequeña Herbeck sus padres la llamaron Leila Nicole, Leila fue en honor a los deseos de la madre de Elizabeth, al ver a la pequeña Herbeck supo que el nombre que más le convendría era ese. Y Nicole fue decisión unánime tanto de Elizabeth como de Vladik, Nicole era en honor a la madre de Elizabeth, pues ambos eran testigos que era una mujer maravillosa y por eso mismo optaron por darle ese nombre, para que su espíritu mantuviera presente en su única hija. Al momento de fallecer, cuando Leila sólo tenía un mes de nacida, Nicole Linkletter falleció y dejó en posesión de la pequeña Herbeck un dije con la inicial de su segundo nombre.

Su infancia fue bastante común, nunca dio problemas en ningún sentido a sus padres, ellos se habían esforzado por educar a la pequeña de la mejor manera, por darle los lujos que le permitirían crecer y convertirse en una mujer digna de portar el apellido Herbeck, pero sin exceder los límites que eran impuestos por su padre, lo último que quería era que los demás recordaran a su hija como una chica hueca y engreída, deseaba que se ganara el respeto de los otros con la misma gentileza de su esposa, y a pesar de que carece de las cualidades de su madre, ha logrado ver crecer a una mujer poseedora de un corazón muy noble, justo como su abuela. A varios meses después de cumplir sus once años la joven recibió una carta, pero era muy extraña, tenía un mensaje que en resumen la invitaba a estudiar en Hogwarts... ¿Qué era Hogwarts? ¿Magia? Al instante pensó que era una broma de mal gusto por lo que botó la carta al basurero y se concentró en su libro de matemáticas tratando de hacer divisiones, todo había estado tranquilo en ese entonces, pero Leila no se imaginaba lo que la esperaba, no tenía idea de lo que estaba por venir después, ni siquiera era capaz de imaginárselo.

Un mes después de haber botado esa misteriosa carta recibió la visita de un extraño hombre que le había reclamado a ella y su familia al no responder a la invitación del colegio. Leila extrañada y confundida, sin siquiera saber qué decir exigió explicaciones a ese hombre, en ese momento él le reveló que era una bruja, le explicó detalladamente todo ese mundo y, sin estar del todo convencida accedió a estudiar en ese supuesto lugar, estaba casi segura que nada de esto era real, que todo era producto de su imaginación, sin embargo, cuando llegó a adentrarse al verdadero mundo de la magia la chica se vio forzada a tragarse sus palabras.

Entrando a Hogwarts, habiéndose colocado el Sombrero Seleccionador sobre su cabeza éste al instante la colocó en la casa de Ravenclaw. Quedó fascinada durante sus primeros años dentro del colegio, había estado viviendo un sueño, conviviendo con otros magos cuya procedencia se relacionaba con el origen de la pureza en la sangre de este curioso mundo. No obstante, también lidió con constantes insultos de otros quienes la acusaban de carecer la pureza que ellos poseían, la llamaban sangre sucia, le recalcaban que no merecía estudiar allí hubo cierto punto donde la llevó a dejarse afectar por las palabras llegando a derramar varias lágrimas. Pero eso no la detuvo de disfrutar de esta nueva experiencia que ahora estaba viviendo, donde ahora la magia formaba parte de su vida.

Ha sido una verdadera montaña rusa de emociones para Leila estar en Hogwarts, ha compartido risas, alegrías, lágrimas... Pero sin duda con todos los acontecimientos que han ocurrido a lo largo de este año la joven castaña se ha visto envuelta de un gran temor dentro de sí como producto del creciente sentimiento de incertidumbre al no sentirse lo suficientemente segura dentro de las instalaciones del castillo.



Datos Curiosos:

Gustos: En tiempos de ocio suele pasar tiempo en los jardines o en el lago dedicándose a leer un buen libro o una de sus revistas de moda muggle.
Siente una gran atracción por la industria de la alta costura.
Escuchar música durante noches de insomnio.
El maquillaje y las vestimentas elaboradas por diseñadores de gran relevancia en la industria de la moda muggle.
Por sobretodo, ir de compras por motivos de vanidad es su actividad favorita.

Disgustos: Las mentiras, el simple hecho de que alguien quiera darle la cara de tonta le repugna.
Los jóvenes arrogantes y prepotentes le hacen sentir profunda molestia y rechazo.
Cualquier tipo de insecto o anfibio le genera desagrado.
La suciedad, principalmente en lugares cuyo aseo sea nulo.
Las actividades físicas de gran exigencia o que requieran mancharse las manos le incomoda.
El aroma al alcohol y el cigarrillo le provoca náuseas.

Manías: Tiende a morder su labio inferior cuando los nervios se apoderan de ella.
Una vez que carece de qué decir su vista se posa en el suelo.
Cuando se aburre suele tomar un mechón de su larga cabellera rubia por entre sus dedos en un intento por distraerse.


Fobias: Las ranas son su miedo más grande, gracias a que durante su vestido de primera comunión su querida prima materna tuvo el descaro de depositar una, a partir de ese momento quedó traumada.
Los lugares cerrados, no es que le aterren, pero simplemente a partir de cierto tiempo la ponen ligeramente nerviosa.
Las arañas, son la clase de insectos que Leila considera son realmente asquerosos.

Otros datos: Tiene un conejo de mascota llamado Smitten.



avatar
Leila N. Herbeck




Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 25/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Leila N. Herbeck

Mensaje por Jenna Anne Bellamont el Dom Ago 04, 2013 1:43 am


FICHA ACEPTADA

¡Bienvenido/a a The Secret of Prophecy!. Ya puedes proceder a realizar todos tus registros. No te olvides de rolear y, por sobre todas las cosas, divertirte

Recuerda que cualquier duda que tengas la puedes consultar con la administración. Solo mándanos un MP (:
● Gracias a Nirvana✝

_________________
Jenna Anne
Bellamont T.

La luna hizo esto fue culpa de la luna haberme enamorado enamorado de ti su brillo reflejo entre tus ojos mi fortuna la luna lo hizo asi
avatar
Jenna Anne Bellamont




Mensajes : 102
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.